Revista Perros Pura Sangre
Síganos a través

El Chihuahueño y los niños

admin 08/05/2013 No hay comentarios
El Chihuahueño y los niños

Por: Rosalinda García Barcena

El chihuahueño al ser de un tamaño pequeño, la mayoría de las veces pensamos que es el compañero ideal para los niños y no dista de ser cierto, lo que no tomamos en cuenta es ¿a qué edad nuestros niños pueden ser concientes de la delicadeza de esta gran raza?.

Lo primero que debemos de entender es el carácter y el temperamento del chihuahueño. No tienen enfado en demostrar el amor que sienten hacia su dueño, son tiernos, inteligentes y muy posesivos hacia su dueño, necesitados de muchas caricias y ser muy mimados.

Territoriales los que los hace muy buenos para poner en aviso que algo o alguien desconocido está cerca, muy entregados hacia su dueño, lo que hace que siempre estén alerta para cuidarlo y protegerlo. Su educación no es fácil, sólo responden a nuestras indicaciones si se ejerce un liderazgo amoroso y firme, su valentía y arrojo hace que no midan consecuencias, les da lo mismo enfrentar un perro de su tamaño que uno 10 veces más grande o de mayor tamaño por lo que siempre hay que estar muy al pendiente de ellos y tratar de sociabilizarlo con otros perros.

Es común que se les consienta demasiado y por ello se les malcríe, esto hace que sean posesivos nerviosos, y sobre protegidos. Para el chihuahueño esto es un signo de debilidad y hace que pierdan el respeto hacia su dueño lo que genera un chihahueño de mal carácter y conflictivo, nervioso y mal orientado.

Si se le sociabiliza de una manera adecuada conviven muy bien con otras mascotas y niños. Deben tener en cuenta que si tienes un niño muy pequeño el no podrá hacerse cargo de un chihuahueño. Tendrás que enseñarlo a respetar y a valorar la gran compañía de un chihuahueño. Ser consientes que siempre deben estar bajo supervisión de un adulto responsable ya que tanto uno como el otro puede sufrir daño y generalmente el que lleva la peor parte es el chihuahueño.

Tomar en cuenta que el chihuahueño no es un jugete y necesita los mismos o más cuidados que un perro de raza grande.
El niño (a) en cuestión debe ser alguien con muchos principios, mucho respeto hacia los seres vivos; dispuesto aprender las cosas que puede y no puede hacer con el chihuahueño y lo más importante es que uno como adulto conoce bien a sus niños y el tiempo que uno tiene para la sana educación del niño hacia su mascota.

 

Like this Article? Share it!

Leave A Response

You must be logged in to post a comment.